Inicio » MARKETING » ¿Por qué estudiar marketing político en los tiempos actuales?

¿Por qué estudiar marketing político en los tiempos actuales?

Estudiar marketing político es una opción interesante. ¿A quién no le afecta la política? Incluso las personas que se autodefinen como apolíticas se ven influidas por las decisiones que los gobernantes adoptan y necesitan entender la realidad para desenvolverse mejor en sociedad. No solo para encontrar un campo de actividad prolífico, estimulante y demandado actualmente. También para ampliar los propios conocimientos en una faceta tan cotidiana e influyente como la comunicación y las estrategias políticas.

Y eso que la formación de nuestros políticos es muy variada, incluso en ocasiones escasa o limitada. Sin embargo, los más cualificados suelen contar en su currículo con algún tipo de Máster en marketing político que, en la práctica, marca las diferencias con los demás profesionales similares.

¿Quieres saber qué es, qué funciones tiene y qué papel desempeña esta materia hoy en día? ¡Sigue leyendo!

¿En qué consiste el marketing político?

Se llama marketing político al que tiene como propósito influir en los consumidores sobre los problemas políticos, más concretamente respecto a los candidatos, los cargos públicos o los asuntos públicos. Si te gustaría diseñar campañas políticas o llevarlas a la práctica, esta materia es fundamental para el éxito.

En definitiva, esta modalidad emplea las estrategias generales de marketing para los siguientes fines:

  • Promocionar una campaña política determinada.
  • Impulsar la notoriedad, la reputación y la aceptación de un partido político.
  • Lanzar a un candidato.
  • Influir en la opinión pública con fines políticos. 

Si te preparas en este campo, no solo serás necesario en los momentos previos a los distintos procesos electores. En realidad, la difusión nacional e internacional en materia política es permanente. No es de extrañar, por ende, que cualquier político o grupo de ellos cuenten continuamente con un asesor de marketing y comunicación. Es, sin duda, quien determina lo que ha de hacerse y, sobre todo, cómo debe hacerse en cada momento.

¿Qué diferencias hay en el marketing político?

Si te dedicas al marketing político, serás un profesional del marketing especializado en un ámbito particular. Además de dominar los conocimientos y las competencias del marketing actual, manejarás otros recursos de ciencias sociales y comunicación específicos para tu actividad al diseñar campañas políticas

La principal diferencia es que el producto comercializado son candidatos, ideas, conceptos y programas de dimensión política. El objetivo no es otro que motivar a la gente para que respalde esas propuestas, bien a través de la opinión pública, bien con su voto en unas elecciones.

En consecuencia, vas a manejar factores como la comunicación con el electorado, con los miembros del partido, con los medios y, también, aspectos tan decisivos como las fuentes de financiación.

Tareas habituales especialistas en comunicación política

Una vez que hayas obtenido una buena formación en marketing político, estarás en condiciones de asumir total o parcialmente varias funciones:

  • Interpretar las investigaciones realizadas y presentarlas gráficamente.
  • Diseñar y dirigir estudios para recoger datos y valoraciones sociodemográficos.
  • Analizar los resultados obtenidos.
  • Respaldar a los candidatos y orientar sus decisiones.
  • Dirigir la estrategia de comunicación política y, en ocasiones, encarnarla públicamente.
  • Organizar archivos documentales.
  • Velar por la reputación de los candidatos, partidos e ideas.
  • Supervisar y dirigir los mensajes publicitarios emitidos.
  • Diseñar, validar y llevar a cabo la campaña política.

Por qué y dónde formarse en Marketing Político

Al marketing político no le afectan las crisis. Siempre está presente en nuestra sociedad y va a seguir estándolo, cada vez con más énfasis. Por eso, prepararte en este campo, si te gusta, es una decisión inteligente dada su creciente demanda de profesionales.

Descubre, a continuación, cuáles son los principales motivos para estudiar un Máster de marketing político:

  1. Múltiples salidas y demanda de empleo. Todas las instituciones que forman parte de la sociedad precisan comunicarse. Puedes trabajar en un partido político, pero también para organizaciones, candidatos, funcionarios o como consultor externo.

  2. Compromiso personal. Cuando el comunicador político vive las ideas para las que trabaja, se siente sumamente identificado con su trabajo, lo cual es un magnífico factor motivacional. Ahora bien, no siempre es así: es necesario aprender a diferenciar lo personal de lo profesional.

  3. Conocimiento social. El marketing político es una fuente permanente de conocimiento y entendimiento de la sociedad. El aprendizaje es continuo: resulta necesario analizar en todo momento el estado de las cosas y de las personas. 

  4. Variedad de targets. No te aburrirás dirigiendo mensajes a grupos de públicos tan diversos como los del campo político. Desarrollarás tu empatía, tu sensibilidad social, tu poder de convencimiento y la eficacia de tu comunicación.

 

Por todo lo dicho, formarte en esta materia es una decisión más que interesante. Eso sí, debes acudir a un centro formador especializado en este área, con una trayectoria de éxito, un buen plan de estudios y profesores que sean a su vez profesionales de este campo. Infórmate aquí

 

Formación Relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *